Ajustando el ecualizador para conseguir el sonido perfecto: ¡así se hace!

Los ecualizadores son probablemente los dispositivos más importantes en la producción musical, ya que son capaces de modificar las señales de audio con precisión de frecuencia. Pero también se utilizan en cines, equipos de alta fidelidad o automóviles para crear una imagen sonora óptima. Aquí descubrirás cómo ajustar el ecualizador de forma óptima para cada situación.
Índice de contenidos

¿Qué son los ecualizadores y cómo pueden ayudar?

Un ecualizador, ya sea analógico o digital, es un efecto de audio que sirve para subir o bajar determinadas frecuencias de un archivo de audio. El uso de un ecualizador siempre persigue uno de estos dos objetivos:

  • Corrección de una señal de audio problemática: Se puede utilizar un ecualizador cuando la música tiene problemas o no suena bien (a veces el problema no está en la música en sí, sino en la combinación música-altavoces-sala en la que suena). Entonces se puede aplicar un ecualizador al amplificador para corregir estos problemas.
    Un ejemplo clásico: En una habitación sin tratamiento acústico, los graves suelen sonar demasiado fuertes. Para corregirlo, basta con bajar las frecuencias graves del amplificador con un ecualizador para compensar los problemas de la acústica de la sala.
  • Mejora/optimización de una vía: Los ecualizadores también sirven para acentuar ciertas frecuencias que te gustan especialmente y modificar así el sonido general según tus deseos.
    Un ejemplo clásico: En las fiestas y discotecas, a menudo se potencian las frecuencias bajas con un ecualizador para aumentar la alegría de bailar y el ambiente general. Cuanto más retumban los graves -especialmente con música dance-, más ganas tienes de bailar.

Los ecualizadores pueden utilizarse en cualquier punto de la cadena de señal, dependiendo de dónde se necesiten: en el preamplificador al grabar, en el canal correspondiente de una mesa de mezclas, en el DAW o en la etapa de potencia o los monitores de estudio.

Sigue leyendo: Mejora la acústica de tu habitación: ¡así puedes hacerlo tú mismo!

Parámetros para ajustar un ecualizador

Básicamente, hay 3 parámetros que deben tenerse en cuenta al ajustar el ecualizador:

Ajusta el ecualizador: Frecuencia, ganancia y factor Q
Ajusta el ecualizador: Frecuencia, ganancia y factor Q
  1. Frecuencia: Se refiere a la frecuencia o rango específico de frecuencias que se van a procesar. En música, las frecuencias más bajas corresponden a tonos más graves (como el bajo o el bombo), mientras que las frecuencias más altas corresponden a tonos más agudos (como la flauta o el hi-hat).
  2. Gain: Esto determina el nivel de reducción o potenciamiento de la frequencia seleccionada. Ajustando la ganancia, se puede amplificar o atenuar una frecuencia específica. Una ganancia positiva aumenta el volumen, una ganancia negativa lo disminuye.
  3. Ancho de banda o factor Q: Este parámetro determina lo amplio o estrecho que es el rango de frecuencias alrededor de la frecuencia seleccionada que se ve afectada. Un factor Q alto afecta a un rango de frecuencias más estrecho, un factor Q bajo afecta a un rango más amplio.
Diferencia entre Q bajo y Q alto al ajustar el ecualizador
La diferencia entre Q bajo y Q alto en el ecualizador con ganancia y frecuencia constantes.

Ajustando el ecualizador para escuchar

Para poder escuchar y disfrutar de la música de forma óptima a través de los altavoces en casa o en el coche, hay que compensar los problemas acústicos de la habitación con un ecualizador. Estos problemas se dan sobre todo en la gama de frecuencias bajas. Por eso, en la mayoría de los casos, basta con atenuar un poco estas frecuencias.

Sin embargo, aquí no es tan importante obtener una imagen sonora "equilibrada" o "neutra", ya que la música aquí solo está pensada para ti/tu familia, por lo que debe complacerte principalmente a ti, a nadie más.

Por eso, si te gusta escuchar música con graves fuertes, puedes ajustar el ecualizador para potenciar las frecuencias bajas. Por ejemplo, a mí me gusta realzar un poco los agudos en el coche para simular un "sonido de gama alta".

Hay una serie de "preajustes" disponibles para muchos dispositivos de hardware y software que suelen servir de referencia para varios géneros. Spotify ofrece, entre otros, los siguientes modos:

  • Hip-hop: Aquí, las frecuencias graves se potencian para engordar el ritmo y provocar el clásico "movimiento de cabeza" en el oyente.
  • Pop: En este caso, se bajan las frecuencias muy bajas y muy altas y se suben los medios para dar protagonismo a la voz.
  • Latín: La música latina consiste en agudos y graves, por lo que estos se elevan, especialmente los agudos (para vientos y percusión).

Personalmente, no creo en los preajustes, sino que recomiendo que encuentres uno o dos ajustes con los que estés contento y luego escuches siempre todo con ellos. Así te acostumbras a los altavoces y a la acústica de tu habitación y puedes juzgar mejor si una canción es buena o mala.

Ajuste del ecualizador para una escucha analítica

En la escucha analítica, hay que intentar que el timbre sea lo más neutro posible. Esto significa que debes intentar ajustar la respuesta en frecuencia de tu ecualizador a un ajuste "plano", en el que no se enfatice ni atenúe ninguna frecuencia.

Queremos oír la música tal y como es en realidad -no importa si el sonido es demasiado "fino" o demasiado "soso" para ti-, pero no queremos que nuestra música suene mejor o más pesada de lo que es. Porque entonces la mezcla suena bien en mi sistema, pero no en el de los demás.

Por supuesto, aquí puedes ajustar el ecualizador para corregir problemas con la acústica de la sala. Aquí lo mejor es utilizar un micrófono de medición + software adecuado si no tienes mucha experiencia con la acústica por ti mismo.

La mayoría de los monitores de estudio incorporan ecualizadores para compensar los problemas de acústica de la sala. Es la forma mejor y más sencilla de cambiar el sonido general del sistema.
La mayoría de los monitores de estudio incorporan ecualizadores para compensar los problemas de acústica de la sala. Es la forma mejor y más sencilla de cambiar el sonido general del sistema.

Pero, como ya he dicho, intenta que el sonido sea lo más neutro posible: es fácil tender a potenciar los graves para que toda la música "engorde". Entonces tus producciones sonarán bien en tu estudio, pero faltarán muchos graves en otros sistemas.

Ajustando el ecualizador para una voz limpia

Cuando se graban voces para podcasts o canciones, suele ser recomendable utilizar un ecualizador para mantener la pista "limpia". Para ello, se suele utilizar un filtro de paso alto en torno a 60 Hz para eliminar el ruido en la gama baja. Esto permite que pasen todas las frecuencias por encima de la frecuencia seleccionada, y todas las frecuencias por debajo se atenúan o incluso se eliminan.

Esta es la base - después tu puede seguir trabajando con el ecualizador, pero la configuración debe ajustarse individualmente para cada cantante / locutor, es difícil dar directrices generales aquí. Pero aquí tienes algunos consejos para ajustar el ecualizador perfectamente a tu voz:

  • Si el cantante/locutor ha cantado demasiado cerca del micrófono y la voz suena demasiado potente en la gama de frecuencias bajas (200-500 Hz) debido al efecto de proximidad, puedes atenuar un poco las frecuencias bajas con un ecualizador. Esto también puede ser útil si la voz suena demasiado apagada o turbia en general.
  • Con un ecualizador, puedes subir un poco las frecuencias en la gama media y alta (2kHz-10kHz). Así la voz se oye mejor en la mezcla.
  • Elevar ligeramente las frecuencias muy agudas (a partir de unos 12 kHz) puede ayudar a dar a la voz una sensación de "aire" o "presencia".
Un ejemplo: los ajustes de ecualización de una voz masculina en una de mis mezclas. Eliminé todo lo que estaba por debajo de 30 Hz, recorté las frecuencias medias-bajas y potencié un poco las medias-altas para que la voz fuera más ligera y firme.
Un ejemplo: los ajustes de ecualización de una voz masculina en una de mis mezclas. Eliminé todo lo que estaba por debajo de 30 Hz, recorté las frecuencias medias-bajas y potencié un poco las medias-altas para que la voz fuera más ligera y firme.

Recomiendo utilizar el ecualizador en la DAW y no en el preamplificador, ya que de esta forma aún puedes cambiar los ajustes más adelante en la mezcla, mientras que un ecualizador en el preamplificador no se puede cambiar después de grabar.

Consejo: Puede encontrar más información sobre el tema de las mezclas vocales en mi guía definitiva para mezclar.

Comparte este artículo

Investigamos, probamos, revisamos y recomendamos los mejores productos de forma independiente. Si compra algo a través de nuestros enlaces, es posible que recibamos una comisión.

Más artículos
Para artistas
Las marcas de sintetizadores más populares en cada país
Hemos analizado las consultas de búsqueda en Google de las 6 marcas de sintetizadores más populares en 118 países y hemos evaluado los resultados. Los resultados son muy interesantes y muestran, sobre todo,...
Leer más →
Los mejores pedales de reverberación
Gear
Los mejores pedales de reverberación para guitarristas y productores
Un pedal de reverberación puede añadir una profundidad increíble a la guitarra y enriquecer enormemente el sonido. Independientemente de si tu amplificador ya tiene una reverb integrada o no...
Leer más →
Los mejores pedales de chorus
Gear
Los 8 mejores pedales de chorus para guitarristas y productores
Los pedales de chorus fueron especialmente populares en los 80 y leyendas como Kurt Kobain o John Frusciante los hicieron aún más populares en los 90. Hoy en día...
Leer más →
Los mejores pedales de distorsión
Gear
Los mejores pedales de distorsión/overdrive para guitarra eléctrica
Hoy en día, los pedales de distorsión son más populares que nunca - en la era digital, donde muchos guitarristas tocan sin amplificadores o con amplificadores de transistores, los pedales de distorsión se utilizan con mucha frecuencia, ...
Leer más →
Los mejores portátiles para producción musical
Gear
Los 12 mejores portátiles para producción musical
Durante mucho tiempo se pensó que era absolutamente necesario tener un portátil Apple para producir música sobre la marcha, pero ya no es así. Aunque ...
Leer más →
Los mejores pedales de delay
Gear
Los mejores pedales de delay en 2024
Los pedales de retardo se encuentran entre los pedales favoritos de los guitarristas: un efecto de retardo crea profundidad y un sonido atmosférico que no se puede conseguir por otros medios. ...
Leer más →